Denominaciondeorigenespañola
Denominaciondeorigenespañola
denominaciondeorigenespañola
denominaciondeorigenespañola

Bodegas de Cariñena

Denominación de Origen

La Denominación de Origen Cariñena es la más antigua de Aragón y la segunda más antigua de España. Fue en el año 2008 cuando se celebró su 75 aniversario. Su experiencia y tradición, unidas a la implantación de nuevos procesos de elaboración del vino, así como la incorporación de jóvenes equipos de enólogos y profesionales directivos con experiencia internacional, obtiene como resultado la elaboración de unos vinos de excelente calidad, de los cuales, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Cariñena es garante como órgano de control.

BODEGA JORDÁN DE ASSO.-

Jordán de Asso es una centenaria bodega recuperada y reactivada por sus actuales propietarios, la familia Guelbenzu-Solsona. Es también el nombre de los vinos que allí se producen, en una decidida apuesta por la calidad y la creatividad. Viñas propias, variedades autóctonas y otras plantadas ex profeso para obtener “coupages” redondos e interesantes, instalaciones con la última tecnología, estrictos controles medioambientales y una auténtica obsesión por primar la excelencia sobre la cantidad definen aJordán de Asso y a sus nuevos vinos. 

BODEGA ESTEBAN MARTÍN.-

En nuestra Bodega se conjuga la tradición ancestral de los vinos de D.O. Cariñena con las más modernas técnicas de la actualidad. Nuestros viñedos propios situados al pie del Sistema Ibérico están influenciados por un personalísimo microclima que confiere un carácter especial e inconfundible a las uvas; a una altitud de 500m. sobre el nivel del mar y asentada sobre un terreno cascajoso. Clima seco y de temperaturas extremas, propiciado por un viento frío y seco: el Cierzo.

VIÑEDOS Y BODEGAS PABLO.-

Nuestras instalaciones de 2.200 m2 cuentan con tres naves: en la primera elaboramos nuestros vinos con las ultimas tecnologías (equipos de frío para fermentaciones controladas, depósitos de acero inoxidable etc.). La segunda esta destinada al embotellado y almacenaje, y por ultimo la cava de crianza con 200 nuevas de roble francés y americano.

BODEGAS AÑADAS.-

Ubicada en el corazón de la Denominación de Origen Cariñena, una de las zonas históricas y emergentes de la vitivinicultura nacional, Bodegas Añadas nació como un proyecto empresarial exclusivo, adelantado y comprometido.

La bodega y la elaboración de nuestros caldos se gestó como un proyecto íntegro y novedoso en el que todos y cada uno de los elementos integrantes son minuciosamente contrastados. Desde la selección del viñedo, en el que prima única y exclusivamente la calidad de la uva, hasta la infraestructura de las distintas zonas de elaboración, control y crianza.

BODEGAS IGNACIO MARTÍN.-

Echamos nuestras raíces en Cariñena en 1903, año en el que D. Ignacio Marín fundó la Bodega. 
Desde entonces, las sucesivas generaciones de la saga familiar han dedicado todo su saber y experiencia a un esmerado trabajo que comienza en la viña y acaba en cada una de las botellas que salen de nuestra Bodega con destino a los cinco Continentes.

BODEGAS PRINUR.-

Somos una empresa familiar fruto de nuestra dedicación al cultivo de la vid, que data de tiempos de nuestros tatarabuelos. En los últimos 30 años hemos ido juntando propiedades de nuestros antepasados y adquiriendo otras propiedades hasta alcanzar 150 Has repartidas entre las poblaciones de Cariñena, Cosuenda y Encinacorba, en altitudes que van desde los 595 hasta los 900 metros sobre el nivel del mar.

BODEGAS SAN VALERO.-

Se fundó en Cariñena en 1944, cuenta actualmente con 700 socios viticultores propietarios de 3.500 hectáreas de viñedo. Es hoy una de las bodegas más modernas de Cariñena, que combina la tradicción y pasión por la viña con las técnicas enológicas más modernas de Europa.

BODEGAS SOLAR DE URBEZO.-

En 1995, recogiendo la antigua tradición familiar, Santiago Gracia Ysiegas funda Bodegas Solar de Urbezo, con la vocación de elaborar las uvas procedentes de los viñedos que la familia Gracia-Campillo posee en Cariñena, ofreciendo la total garantía de calidad y pureza en sus vinos. La bodega se sitúa en la región de Aragón y a 45 Km de su capital, Zaragoza.

La cultura vitivinícola en Cariñena es una de las más antiguas de España ya que se remonta al siglo III a.C. cuando los romanos habitaron estas tierras. El cultivo de uvas se ha mantenido con el paso de los siglos, y continua siendo fundamental en el modo de vida, economía y patrimonio histórico de la zona.

COOPERATIVA DE LONGARES.-

La cooperativa de Longares, Covinca, fue fundada en 1942. Actualmente cuenta con más de 200 socios que con su unión, esfuerzo, experiencia y sabiduría, junto con unas modernas instalaciones y las últimas tecnologías, elaboran magníficos caldos de alta calidad acogidos a la D.O. Cariñena.

BODEGAS AYLES.-

Pago Aylés, anteriormente conocida como Bodega Señorío de Aylés, comenzó su andadura en 1994 con la compra de la finca por parte del propietario actual, quien reunificó así diversas propiedades que desde la Edad Media habían pertenecido a la llamada Fincas Aylés, convirtiéndose en una de las fincas históricas privadas más grandes de Aragón, con más de 3.100 Has, de extensión, caracterizada por su alto valor natural y paisajístico.

BODEGAS HEREDAD ANSÓN.-

La Bodega se encuentra emplazada en el municipio de Muel, ha sido constituida para la elaboración de  su propia cosecha.

La finca, situada al pie de la Sierra de Algairen, paraje idóneo tanto por su altitud como por el clima donde el sol y el cierzo hacen que sus frutos sean de una excelente calidad, tiene una superficie de 50 Has, plantadas casi en su totalidad con diferentes variedades: Merlot, Cabernet, Sauvignon, Tempranillo, Syrah, Garnacha y Mazuela.

BODEGAS PANIZA.-

Nuestros viñedos se sitúan a pie del Sistema Ibérico que se extiende a lo largo de 500km desde los montes cántabros en el noroeste hasta la costa mediterránea en el sureste. Esta cordillera crea una barrera natural entre la gran meseta castellana y la depresión del valle del Ebro con picos de más de 2.000 metros y juega un papel fundamental en el clima y paisaje de nuestra región. Estas montañas son un fantástico respaldo para nuestros viñedos y un área de gran importancia para la fauna y la flora.

BODEGAS PIQUER.-

Esto es súper fruta Garnacha / Garnacha, que está lejos de ser cortados rojo moderno pero aún tiene una cierta delicadeza. En general, es muy suave y fácil (sin roble estaba involucrado), pero hay un toque de taninos, presumiblemente de los viñedos, seco de bajo rendimiento e incluso un poco de interés real. Este país es caliente y seco, en el que el nivel mínimo de alcohol necesaria para un vino para ser etiquetados con la denominación Cariñen a (nombre de la ciudad principal, que da nombre a la uva Cariñena) se ha reducido de 14 a 12 por ciento! Está hecho por Manuel  Piquer Guimerá en Muel, una bodega fundada en la década de 1960 y ahora, por supuesto, totalmente modernizado.

BODEGAS TOSOS ECOLÓGICA.-

Se funda con el objetivo de conseguir un vino de primera calidad de la forma más natural, para así poder aprovechar mejor los efectos beneficiosos que el vino aporta a nuestro organismo.

Para poder llevar a acabo una elaboración de forma natural es preciso disponer de un fruto sano y sin residuos químicos que puedan entorpecer la fermentación, por lo que consideramos de vital importancia el cultivo ecológico de los viñedos, lo que se traduce a la vez en beneficio para nuestra salud y nuestro planeta.

HISTORIA DE LOS VINOS DE CARIÑENA.-

El origen de los viñedos aragoneses se sitúa en la región llamada Celtíbera, donde se encontraba la villa romana de Carae (hoy Cariñena) de cuyos habitantes se sabe que bebían vino mezclado con miel allá por el siglo III antes de Cristo.

Ya en 1415 formaban parte de la lista de alimentos preferentes de los que Fernando I de Aragón tenía previsto acompañarse en un proyectado viaje a Niza que finalmente no se llevó a cabo y en el que iba a tratar con el emperador sobre el Cisma de la Iglesia. Según cuenta Esteban Sarasa Sánchez, profesor de Historia Medieval de la Universidad de Zaragoza, el monarca señaló su preferencia por el vino de Cariñena y Longares, el queso de Peñafiel, los perniles pirenaicos o el trigo de Zaragoza.

Del cariñena hablaron en sus crónicas numerosos viajeros españoles y extranjeros que se aventuraron por la península. Enrique Cock cuenta cómo en 1585 Felipe II fue recibido en Cariñena con dos fuentes de vino, "una de blanco y otra de tinto, de las cuales cada uno bebía quien tenía gana";

Ya en 1696 se aprobó en la villa de Cariñena el llamado Estatuto de la Vid, con el fin de limitar las plantaciones en función de la calidad de la tierra donde fueran a ubicarse los viñedos. No es por lo tanto una casualidad que los catorce municipios aragoneses que integran la Denominación de Origen hayan sido pioneros a la hora de adquirir las obligaciones y los privilegios que ésta conlleva.

"Si este vino es de vuestra propiedad hay que reconocer que la tierra prometida está cerca". Con estas palabras agradecía el pensador francés Voltaire el envío que el Conde de Aranda le había hecho de sabrosos caldos de su bodega de Almonacid de la Sierra. Corría el año 1773 y no era la primera vez que ilustres e ilustrados personajes se dejaban seducir por los caldos cariñenenses.

José Townsend, en 1786, decía: "el vino que produce esta comarca es de la mejor calidad y no dudo de que sea muy buscado en Inglaterra tan pronto como la comunicación por mar sea establecida".

Más tarde, en 1809, Alexandro Laborde contaba cómo en Cariñena se hacía "un vino exquisito, particularmente conocido con el nombre de garnacha". En 1862, Charles Davillier afirma en su cuaderno de viajes: "A algunas leguas (...) se extienden los viñedos de Cariñena, célebres en España desde hace mucho. El vino blanco de Cariñena, cuyo nombre se ve en todas las tiendas de vino de Madrid, merecería ser más conocido fuera de España, especialmente el que se obtiene de la uva llamada garnacha".

La última gran batalla de los vinos de Cariñena tuvo lugar a finales del siglo XIX. La filoxera había acabado con el viñedo francés e importantes familias vinateras del país vecino se asentaron en esta zona aragonesa, que desarrolló a partir de entonces una gran actividad mercantil y científica que conllevó, entre otros cosas, la construcción del ferrocarril de vía estrecha Cariñena-Zaragoza, inaugurado en 1887 para sacar las producciones de la zona.

Posteriormente la celebración del primer congreso vitivinícola nacional en 1891, en Zaragoza, refleja la inquietud pionera de Cariñena.

Su trayectoria histórica y el ejemplar comportamiento de los viticultores cariñenenses en la lucha contra la filoxera, una plaga que arrasó todo el viñedo europeo a finales del siglo XIX, sirvió a la población de Cariñena para recibir el título de ciudad, otorgado por el rey Alfonso XIII en 1909.

En 1932, coincidiendo con la creación de las denominaciones de origen se inaugura la Estación Enológica de Cariñena, desde donde se impulsan nuevas técnicas de cultivo y elaboración, pero la Guerra Civil y sus posteriores consecuencias retrasan el giro hacia la calidad hasta los años setenta, poco después de que los vinos comenzasen a ser embotellados.

Es en los ochenta cuando se da el gran salto cualitativo en la elaboración del vino con la introducción de nuevos sistemas de cultivo, la inversión en tecnología y la adopción de nuevas prácticas enológicas.

Servicios y contacto
Infusiones para Gin Tonic
Tiene instalado un bloqueador de ventanas emergentes. Esta aplicación web solo puede configurarse y mostrarse correctamente si el bloqueador está desactivado.

Bodegas de vino

Jamones Ibéricos

Aceites de Oliva Virgen 

Quesos selectos

Ahora Denominacion de Origen Española en redes sociales